Fin de las NAVIDADES

Imagino que después de estas fechas ya se habrán dado cuenta de que el certificado COVID y las prohibiciones a quien no lo tuviera para entrar en determinados establecimientos, no ha servido de mucho. No es cuestión de prohibir o de eliminar derechos día a día a quien no cree o no quiere estas vacunas, digamos que esto ya no es democracia ni libertad. Imposición por parte de quienes mandan sin conocer las consecuencias.

Tan solo hace falta de leer noticias en las que quien manda en las farmacéuticas que han creado estas vacunas comentan que es posible que necesitemos más dosis, ¿cuatro? ¿recordatorios cada X meses? ¿anuales?. Tan solo es cuestión de comprobar el valor y lo que han ganado estas compañías con sus vacunas, y lo que ganaran si esto continua asi. Por que no un estudio común entre ellas o un trabajo en conjunto de todas ellas.

A día de hoy, ya era hora, se están empezando a oír noticias de personas que han contraído el virus 2 o 3 o más veces. También de quien después de la primera o segunda inoculación le ha producido efectos secundarios.

Como ya he comentado, que investiguen el origen, el inicio y quienes soltaron este virus.

De todas formas ya se esta comentando que hay una nueva variante, esta desde Camerún. ¿De sonde vendrá la siguiente?

Comentarios

Deja una respuesta